GAMING

Un desarrollador está arreglando el retraso del juego SNES después de 30 años

Super Nintendo es una parte icónica de los juegos de principios de los 90 con títulos clásicos como Super Mario World, Star Fox y Chrono Trigger. Sin embargo, la máquina en sí tenía una potencia insuficiente en comparación con la competencia. Nintendo usó una serie de chips de mejora para compensar, pero no todos los juegos los tenían. Ahora, un desarrollador dedicado es lanzando parches para emular uno de esos chips en juegos que nunca los tuvieron, eliminando las molestas ralentizaciones que han plagado a los jugadores durante casi 30 años.

La SNES fue un gran salto para Nintendo, que se había convertido en un nombre familiar con el lanzamiento de NES. Pasó a una CPU Ricoh 5A22 con una enorme potencia de procesamiento de 3,58 MHz desde la Ricoh 2A03 de 1,79 MHz utilizada en la NES. Sin embargo, en ese momento, Sega había lanzado el Genesis con un chip Motorola 68000 más impresionante con una frecuencia de reloj de 7,6 MHz. Esa era una gran brecha de rendimiento en esos días, por lo que Nintendo usó chips como Super FX y SA1 en cartuchos de juegos para respaldar la CPU interna.

Nintendo usó el SA1 en 34 juegos de SNES como Super Mario RPG y Kirby’s Dreamland, sin los cuales los juegos se habrían procesado a paso de tortuga en la consola. El SA1 tenía una CPU de 10,74 Mhz, 2 KB de RAM más rápida y varios temporizadores programables. Sin embargo, muchos juegos de SNES no tenían ningún coprocesador y podrían haber usado uno. Juegos como Contra III y Super R-Type funcionaron bastante bien la mayor parte del tiempo, pero los niveles con demasiados sprites y efectos se ralentizarían notablemente. Eso sigue siendo cierto en ellosulación hasta el día de hoy.

El desarrollador brasileño Vitor Vilela ha comenzado a abordar esta deficiencia mediante parches en apoyo del SA1, un proyecto conocido como FastROM. Hasta ahora, ha lanzado parches FastROM para Gradius III, Contra III, Super Mario World y, más recientemente, Super Castlevania IV. Esto hace que los juegos que se ejecutan en emulación se comporten como si originalmente tuvieran esa capacidad de procesamiento adicional. Podría decirse que los juegos parcheados funcionan mejor que nunca en las últimas tres décadas.

Según Vilela, agregar FastROM a un juego puede hacerlo hasta un 33.58 por ciento más rápido. Las ganancias del mundo real dependen de la frecuencia con la que el juego accede al chip ROM, pero estamos hablando de un rendimiento al menos un 10 por ciento mejor. Eso podría marcar la diferencia en juegos como R-Type que ocasionalmente llenarán la pantalla con más sprites que SNES podría manejar. Sin embargo, el SA1 era un chip más general que algo como el Super FX desarrollado para Star Fox. Vilela dice que parchear un juego 3D lento como Race Drivin ‘requeriría una revisión completa del código. Aún así, hay muchos juegos que podrían beneficiarse de FastROM. Actualmente, Vilela espera crear parches para Axelay y UN Squadron.

Puede descargar los parches desde Git Hub de Vilela, pero tendrás que conseguir las ROM del juego en otro lugar. Como sabemos por eventos recientes, Nintendo todavía se opone a que las personas alojen ROM de sus juegos clásicos.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar