CIENCIA

Mars Rover se congela en su lugar después de un error de software

El rover Curiosity se ha desempeñado admirablemente en Marte durante más de siete años, pero ha habido algunos obstáculos en el camino. Después de todo, solo fue diseñado para durar unos años. La NASA informa que Curiosity ha sufrido una falla del sistema que dejó al robot inconsciente de su posición y actitud en el planeta rojo. Hasta que se recupere La curiosidad está congelada en su lugar.

Curiosity llegó a Marte en 2012, haciendo historia con su exitoso sistema de aterrizaje en trineo de cohetes. Desde entonces, ha atravesado el terreno en el cráter Gale y subido las laderas del monte Sharp, transmitiendo datos sobre el pasado geológico del planeta rojo. Gracias a Curiosity, tenemos una mejor idea de dónde existía el agua (y puede que todavía exista) en Marte, así como dónde podríamos encontrar evidencia de vida antigua.

Marte está lo suficientemente lejos como para que no podamos controlar directamente Curiosity en tiempo real: el rover recibe lotes de comandos y luego los ejecuta. Eso significa que debe tener un conocimiento preciso del estado de todas sus articulaciones, así como de los detalles ambientales como la ubicación de los obstáculos cercanos y la pendiente del suelo. Esta información vital garantiza que el rover no golpee nada con su brazo ni corte rocas grandes a medida que avanza.

Curiosity almacena todos estos datos de actitud en la memoria, pero algo salió mal durante las operaciones hace varios días. Mientras el rover estaba cumpliendo sus órdenes, de repente perdió la pista de su orientación. Los datos de actitud no cuadraron, por lo que Curiosity se congeló en su lugar para evitar dañarse. Si bien el rover está físicamente atascado en su lugar, todavía está en comunicación con el equipo aquí en la Tierra.

Mars Inspection Rover Wheels Curiosity

Incluso una cuidadosa conciencia posicional no puede salvar las ruedas de Curiosity de las puntiagudas rocas de Marte.

Dado que todo lo demás está funcionando en el rover, la NASA pudo desarrollar un conjunto de instrucciones que debería Haz que el rover se mueva de nuevo. Cuando se transmitan, los datos informarán a Curiosity de su actitud y confirmarán su estado actual. Esto debería permitir que el móvil se recupere y siga realizando sus comprobaciones de seguridad. Sin embargo, la NASA también espera recopilar datos sobre qué causó el problema en primer lugar. La esperanza es que puedan evitar otro congelamiento en el futuro.

Si bien la NASA espera aprovechar más el Curiosity, la agencia está trabajando arduamente en el próximo rover Mars 2020. Esa misión está programada para lanzarse este verano y llegará a Marte a principios de 2021.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar