CIENCIA

La NASA descubre una molécula orgánica vital en Titán

Titán puede ser solo una de las docenas de lunas de Saturno, pero es uno de los objetos más fascinantes del sistema solar independientemente. Los astrónomos a menudo se refieren a Titán como una luna parecida a un planeta: es más grande que Mercurio y tiene una atmósfera espesa como la Tierra y Venus. El medio ambiente no es propicio para la vida humana, pero los científicos aún han encontrado numerosos compuestos orgánicos intrigantes. En el último análisis, los investigadores de la NASA han identificó una molécula orgánica importante y altamente reactiva en la atmósfera de Titán. Su presencia sugiere que la luna podría soportar procesos químicos que solemos asociar con la vida.

Una espesa neblina de organonitrógeno oscurece la superficie de Titán, pero los científicos se sorprendieron al ver lo variado y parecido a un planeta que era bajo todas las nubes. Titán es el único objeto del sistema solar, aparte de la Tierra, que tiene cuerpos líquidos permanentes en la superficie. En la Tierra, el líquido es agua, pero los mares de Titán están compuestos de hidrocarburos líquidos. Sin embargo, el hecho de que los humanos no estén en casa en Titán no significa que la luna sea completamente inhabitable.

El equipo de la NASA utilizó Atacama Large Millimeter / submillimeter Array (ALMA) para sondear la turbia atmósfera de Titán y comprender mejor su compleja composición química, y los investigadores detectaron una molécula conocida como ciclopropenilideno (C3H2). El equipo dice que este descubrimiento tiene el potencial de abrir nuevos brazos de la química en Titán, muchos de ellos asociados con la vida. El ciclopropenilideno es lo que se conoce como una molécula cíclica o de “circuito cerrado” similar al benceno y, para que conste, los científicos han sabido que el benceno existe en Titán desde 2003. Las moléculas cíclicas son una pieza vital de la química orgánica e incluso podrían ser precursoras de la vida.

Titán no es el único lugar donde hemos encontrado ciclopropenilideno, también es un componente común de las nubes moleculares que se desplazan por el espacio. Sin embargo, esta es la primera vez que se detecta en una atmósfera. Las moléculas que flotan en el espacio son demasiado frías y están muy separadas para facilitar las reacciones químicas, pero en Titán, el ciclopropenilideno podría formar moléculas muy parecidas a las nucleobases del ADN.

Cuanto más aprendemos sobre Titán, más fascinante se vuelve su química. Puede que estemos ante una mezcla de moléculas no muy diferente a las que dieron origen a la vida en la Tierra. Desafortunadamente, es difícil estudiar a Titán desde tan lejos. La NASA espera lanzar una misión a Titán a fines de la década de 2020 que pueda explorar estas preguntas en detalle. El módulo de aterrizaje Dragonfly debería llegar a Titán en 2034, según las proyecciones actuales. Este dron volará entre múltiples sitios en la superficie, utilizando sus instrumentos para sondear la luna en busca de compuestos de interés científico.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar