CIENCIA

Astrónomos detectan un planeta deshonesto del tamaño de la Tierra que vaga por la galaxia

Los astrónomos han identificado más de 4.000 exoplanetas orbitando otras estrellas, pero solo unos pocos “planetas rebeldes” vagando por la galaxia sin una estrella a la que llamar hogar. Un nuevo estudio afirma tener vio uno de estos mundos, y puede ser un mundo pequeño y rocoso como la Tierra. Si se confirma, el planeta conocido como OGLE-2016-BLG-1928 sería un hito importante en nuestros esfuerzos por detectar estos mundos separados.

Si bien los científicos creen que los planetas rebeldes son comunes en todo el universo, son muy difíciles de encontrar. Actualmente carecemos de la tecnología para obtener imágenes directas de exoplanetas en la mayoría de los casos, por lo que solo podemos localizarlos observando las estrellas que orbitan. El difunto Telescopio Espacial Kepler detectó por sí solo más de 2.500 exoplanetas, y ese número sigue aumentando a medida que los científicos analizan sus datos. Kepler usó el método de tránsito, que consiste en observar las estrellas en busca de caídas de brillo cuando un planeta pasa frente a ellas. Los científicos también han utilizado mediciones de la velocidad radial de las estrellas para buscar pequeñas oscilaciones causadas por la masa de los planetas.

Sin una estrella anfitriona, detectar planetas se vuelve mucho más difícil. El proyecto Optical Gravitational Lensing Experiment (OGLE) encontró el potencial planeta deshonesto usando microlentes gravitacionales, que superficialmente son similares al método de tránsito. Este enfoque monitorea la luz de una estrella distante con la esperanza de que un objeto masivo como un planeta pase frente a ella. Si bien la estrella y el planeta pueden estar a muchos años luz de distancia, el planeta dobla o “lente” la luz de la estrella desde nuestra perspectiva en la Tierra. Esto puede revelar la masa y el tamaño del objeto en primer plano, pero solo si está mirando en el lugar correcto en el momento correcto.

Esta curva de luz indica que un objeto masivo pasó frente a la estrella.

Andrzej Udalski, del proyecto OGLE, señala que puedes ver una sola estrella durante un millón de años y solo ver un solo evento de lente. Afortunadamente, Udalski y su equipo no tuvieron que ir una estrella a la vez. Utilizaron el Observatorio Las Campanas en Chile, que escanea millones de estrellas en la dirección del centro galáctico a diario. Al analizar estos datos, el equipo de OGLE detectó un evento de lente denominado OGLE-2016-BLG-1928. Con solo 42 minutos de duración, es la detección más corta jamás registrada. Eso sugiere que el planeta, si es que eso es lo que es, estaría en algún lugar entre el tamaño de la Tierra y Marte.

El equipo cree que este objeto es un planeta rebelde porque no hay estrellas conocidas a las que pueda estar conectado. Los datos tampoco mostraron fuentes de luz dentro de las ocho unidades astronómicas del evento de lente. Otros investigadores deberán confirmar que este objeto es un planeta antes de que aparezca en los libros de historia, pero si las teorías actuales son correctas, hay incontables millones de objetos similares esperando ser descubiertos.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar